SANTA FE TERAPIA FÍSICA T
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Servicio de
rehabilitación

 
 
Los fisioterapeutas pueden ayudar a las personas que tienen problemas para moverse después de una lesión o cirugía, también ayudan a las personas con condiciones como: artritis, dolor de espalda, cuello u hombros, parálisis cerebral, accidente cerebro-vascular y lesiones de la médula.
 
 
 
 
 
Tratamiento en:
 
 
 
 

Lesiones musculo - esqueléticas:

 
Incluyen fracturas de los huesos o dislocaciones de las articulaciones, esguinces, distensiones, desgarros de ligamentos, laceraciones de tendones y fracturas.
 

 

Rehabilitación post – quirúrgica:

 
Volver a la normalidad tras una cirugía es indispensable para el paciente. En la mayoría de los casos la intervención viene seguida de un programa de rehabilitación para garantizar el mayor éxito del proceso.

El reposo en cama incrementa el riesgo de que dicho dolor se prolongue. Por eso, tan pronto como el cirujano dé el alta es importante que el paciente operado reanude progresivamente sus actividades habituales, evite el reposo en cama y se mantenga tan activo como le sea posible.

El ejercicio permite mejorar la potencia, resistencia, coordinación y estabilidad de la musculatura, bien sea por el daño de la propia intervención o por el reposo en cama, o bien, como consecuencia del dolor sufrido antes de ser operados
 

 

Masaje terapéutico:

 
Consiste en la manipulación de tejidos blandos que tiene como finalidad principal aliviar molestias en distintas partes del cuerpo, provocadas por diversos factores como traumatismos, malas posturas, estrés, entre otros.

La terapia manual de tejidos blandos es una técnica universal de fácil aplicación y disponibilidad que tiene finalidad terapéutica, higiénica o deportiva. El masaje es indispensable en la fisioterapia, ya sea para preparar o finalizar una terapia, eliminar o atenuar el dolor y por ende, mejorar la calidad de vida del paciente.
 

 
 
 
 
 

Osteopatía:

 
La osteopatía es un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos que se emplean para aliviar lesiones y aliviar molestias y dolores a través de la recuperación del equilibrio orgánico.

Es una técnica que, sin ser intrusiva, ofrece buenos resultados. Está recomendada para pacientes de lesiones crónicas, que ya se han sometido a distintos tratamientos sin obtener resultados positivos estables en el tiempo.

La osteopatía, también, es recomendable para tratar el estrés emocional y psicológico, ya que trabaja la relajación muscular, lo que, en muchos casos es beneficioso para estas patologías.
 

 

Kinesiotaping o vendaje neuromuscular:

 
La técnica del kinesiotaping consiste en la aplicación de unas tiras adhesivas que se adaptan al músculo y cuya textura y elasticidad proporcionan estabilidad sin restringir la movilidad. Esta técnica sirve para tratar lesiones musculares, articulares y ligamentosas.
 

 

Punción seca:

 
La punción seca es una innovadora técnica fisioterapéutica que utiliza agujas de acupuntura para tratar ciertas dolencias, especialmente el síndrome de dolor miofascial, pero su similitud con la acupuntura termina aquí, no se deben confundir estas dos técnicas. Se define como una técnica semi - invasiva porque las agujas penetran la piel en busca del punto gatillo (causante del dolor miofascial) para presionarlo, desactivarlo y acabar con el dolor. Para encontrarlo, la estimulación -comprensión, contracción, estiramiento, etc.- del músculo es vital, ya que si se produce dolor esto sugiere que existe un punto gatillo. La aguja se puede considerar una extensión de los dedos del fisioterapeuta, una técnica palpatoria más, gracias al efecto “varilla”, la aguja permite apreciar los cambios en la firmeza de los tejidos atravesados.
 

 
 
 
 
 
 
De Kietrys D et al. JOSPT, 2013 o Tough E et al, Eur J Pain, 2009 [20].